miércoles, 9 de enero de 2008

Los caprichos

Y llegaron las rebajas, después de que pasaran por nuestras casas Papa Noel y los Reyes, es hora de regalarnos aquello que no nos han traído y mira que constaba específicamente en la carta, pero a veces los reyes solo leen lo que les interesa, así que, buscamos en las tiendas a mejor precio aquello que tanta ilusión nos hacia. No voy a decir que sea algo necesario, seguramente sera alguna chorrada para aliviar nuestra vena consumista y no pensar que estamos desaprovechando esta gran oportunidad, que son las rebajas.
Antes de ayer estuve en el corte ingles, que seria la única tienda que abrió en un festivo, manadas de humanos hacían cola frente a la administración de lotería, el estanco, hasta el sitio de duplicado de llaves. Reinaba el desconcierto en los estantes de la ropa. Las cajas registradoras parecían sitiadas por caras que buscaban una mano profesional que le cobrara y poder salir de ese infierno. Riadas de personas se movían por los pasillos, deambulando en busca de no se sabe bien que.
Se confirma que en el fondo todos tenemos un lado masoca que nos hace hasta disfrutar de cierto desorden en nuestras vidas.

Feliz mes de rebajas!!! y recordad, un buen motivo para comprarnos un capricho, no es pensar: Anda!, por diez euros..

Saludos.

2 comentarios:

javier peña dijo...

pero darse un caprichito de vez en cuando no esta mal, no? y si es en rebajas y cuesta algo menos, mejor. El problema es que se te pire la cabeza y te pongas a desvalijar la tienda como un poseso. Por cierto, yo estuve en plaza norte y todos los comercios estaban abiertos el lunes jejeje, no hay que perder oportunidad

SR. IMAGINARIUM dijo...

A veces el comprar un capricho no es sino una manera de evadirnos del stress. una forma como otra cualquiera, equiparable al que cuando esta estresado, decaido, triste, melancolico, intenta evadirse desconectando del mundo,haciendo un viaje,fumando,practicando algun deporte,dandose un atracon de comida, llorando, riendo, hay muchas maneras y cada una diferente y personal de libernos o sentirnos liberados de algun modo. Que lejos de ser juzgada, es respetable como tal.
El consumismo realmente puede ser necesidad,fustraccion, enfermedad, distraccion,liberacion..muchas veces la gran mayoria comprando cosas que ni tan siquiera nos sacian realmente o cumplen nuestras espectativas, otras cosas que realmente nunca llegamos a usar..
Es al fin y al cabo, via de escape.
Una nueva adiccion, con tendencia a la enfermedad en menor o mayor grado.